La alegría muda de Mario

Hoy, 31 de mayo de 2011, día en el que se empieza a publicar este blog, soy más feliz que hace un año. Mi niño Mario tiene autismo pero mirarle a los ojos cada mañana es una bendición.



sábado, 4 de junio de 2016

Mario, los artrópodos y los volcanes.

Con autismo...

¿El camino es largo?
- Sí, es muy largo.

¿Hay esperanza?
- Sí, hay mucha esperanza.

¿Es duro?
- Sí, muy duro.

Pero, ¿tan duro como para tirar la toalla?
- NO, ¡eso nunca!

¿Y si la tira él, tu hijo Mario, la toalla?
- Yo se la recojo, le enjuago el sudor, la lavo bien, abrazo a Mario y ¡seguimos adelante!
 



2 comentarios:

  1. Gracias Amaya por este nuevo post. A Mario se le ve muy bien. Gran trabajo. Ole las super mamás.

    ResponderEliminar
  2. la alegría de Mario me ha contagiado esta mañana! bendiciones siempre.

    saludos desde Ecuador

    ResponderEliminar