La alegría muda de Mario

Hoy, 31 de mayo de 2011, día en el que se empieza a publicar este blog, soy más feliz que hace un año. Mi niño Mario tiene autismo pero mirarle a los ojos cada mañana es una bendición.



domingo, 29 de noviembre de 2015

Para eso nacemos, para sembrar esperanza de vida en el futuro



Con un niño con autismo en casa no es fácil lidiar el día a día.
No mostrar a menudo las dificultades en los vídeos de Mario no quiere decir que no existan.
Al contrario, cada día es más difícil.
Sentarse a hacer la tarea es a menudo muy duro.
Pero no hay que tirar la toalla.
Hoy Mario se ha levantado a las cinco menos cuarto de la mañana.
Hemos tenido la crisis habitual para sentarse a hacer la tarea. Con él ya no vale la economía de fichas ni los refuerzos. Cuando entra en un bucle lleva su proceso. Aunque un cuarto de hora más tarde parezca que no ha pasado nada.
Pero para eso existimos, para superar retos.
Para eso tenemos hijos, para cambiar el mundo por ellos.
Para eso nacemos, para seguir creyendo en la vida.
Nunca tiremos la toalla ante las dificultades.
Aunque el árbol a escalar sea cada día más alto.
Porque no hay límites en autismo si adaptamos el método.
Porque la vida ya les pondrá sus propios límites.
Y porque aunque a veces me sienta en una cárcel.
Hay un futuro lleno de esperanza entre sus muros.
Si has podido llegar hasta el final del vídeo…..Feliz vida.

2 comentarios:

  1. Hola Amaya! Soy Maria jose, la mama de Mario de Barcelona. Cuanta razon tienes!! Que difíciles se hacen algunos días...pero entonces solo queda respirar muy profundo, cerrar los ojos y seguir y seguir y seguir.Un abrazo grande desde Barcelona

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por enseñarnos estos trocitos de la vida de tu hijo Mario. Hay que ver y poder valorar los momentos difíciles tanto como los buenos momentos. En todos ellos hay semillas de crecimiento y pepitas de esperanza. Gracias por compartir!!

    ResponderEliminar