La alegría muda de Mario

Hoy, 31 de mayo de 2011, día en el que se empieza a publicar este blog, soy más feliz que hace un año. Mi niño Mario tiene autismo pero mirarle a los ojos cada mañana es una bendición.



miércoles, 25 de abril de 2012

Mamá, te estoy mirando. Y quiero ver

Ayer por la tarde fuimos a pasear Mario y yo.

Destino: el río. Le encanta.

Me puse las gafas de sol. Esas que los adultos nos ponemos  para que no nos vean. O para no mirar.

Mario se dio cuenta al microsegundo y me dijo:

- Mamá, quitar gafas.

Y quería decir:

- Mamá, quítate las gafas para que te pueda mirar los ojos.

 Es un milagro. No solo quiere mirarme, cosa impensable hace un año (todo lo contrario, le agarraba la carita y se evadía poniendo los ojos en blanco) sino que se salta las barreras que le impiden a hacerlo, se comunica, habla y se asegura que me guardo las gafas en el bolsillo.

 Pese a la crueldad del autismo, que sentimos muchas veces a lo largo del día (vinimos de vacaciones de Semana Santa agotados y pensando en no volver a coger un avión en los próximos tres o cuatro años, todo bien organizado, todo anticipado, todo...pero el cambio de rutinas a Mario le desestructuró un montón y su inflexibilidad hizo mella en nosotros)...

hay momentos en que me maravillo...

y no puedo respirar de la felicidad.

8 comentarios:

  1. Qué bueno ir viendo avances en Mario, seguro que son detalles que cada día le hacen más grande. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ....ésto es así, qué no nos gustaban las incertidumbres¡ toma dos platos.
    Mis deseos por muchos días de luz =)

    ResponderEliminar
  3. Empezaba a preocuparme, hacía muchos días que no sabíamos nada nuevo. Me alegro de que no hayáis sucumbido a los cambios imprevistos de las vacaciones de Semana Santa , ya estéis recuperados y Mario avanzando

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué alegría!!!
    No te preocupes mucho por lo del avión, mi hija (de dos años y medio) no tiene autismo y monta unos numeritos que parece la niña del exorcista :D
    Yo creo que también va mucho en la edad... ;)

    ResponderEliminar
  5. Se me escurrieron las lagrimas de leerte.. créeme, senti tu felicidad!!

    ResponderEliminar
  6. Pensaba que nos habías abandonado, desde el ocho de abril mirando a diario tu blog y ni una noticia. Me alegran mucho esos logros de comunicación de Mario. A mí Samuel, como llevo gafas para ver, cuando me las quito, me dice: a poner gafas. Parece que le resulta extraño verme sin ellas, y me las pide. Con qué pequeños detalles te llenan de felicidad, verdad?

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena!!!!!!
    Jo, eso sí es un avance!!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bonito, Amaya! ¡Qué alegría me das! Me alegro muchísimo de todos los avances que está haciendo Mario :). Espero que te hayas repuesto perfectamente de la Semana Santa.

    Eres una madre excelente, así que por eso quiero entregarte lo siguiente: http://aspiechan.blogspot.com.es/2012/04/premio-blog-original.html

    Espero que te guste. ¡Un abrazo muy fuerte y síguenos informando! :)

    ResponderEliminar