La alegría muda de Mario

Hoy, 31 de mayo de 2011, día en el que se empieza a publicar este blog, soy más feliz que hace un año. Mi niño Mario tiene autismo pero mirarle a los ojos cada mañana es una bendición.



miércoles, 31 de agosto de 2016

La rigidez

La inflexibilidad/rigidez en autismo tiene múltiples caras.

Las crisis en Mario son motivadas por estos patrones tan estrictos.

Cada día tiene varias y casi siempre imprevisibles.

Antes de ayer fue porque al ir a desayunar una Oreo, se habían terminado. Me fui a mediodía desmelenada a comprar.

Ayer le di su Oreo mañanera, pero volvió a tener una crisis. Quería que "volviera a ser lunes" para comer la Oreo en lunes.

Hoy ha sido porque al ir a ponerse su camiseta del Barsa (su favorita de repente desde hace una semana) estaba recién lavada y los números de la espalda "no raspaban" como antes de lavar, por lo que quería volver al estado anterior y que no la hubiéramos lavado.

Hace poco fue porque siempre come unos trocitos de chorizo en frío antes de que los eche a la sartén para hacer la tortilla. Como los eché y acordarme de darle un pocos, del disgusto no solo no se comió la tortilla ni el postre sino que a partir de ese día no ha vuelto a querer una de sus cenas favoritas, la tortilla de chorizo.

Tampoco soporta que las baterías de tablet/móbil estén por debajo del 35%...

Muchas veces lo puede verbalizar.... lo podemos o intentamos gestionar. Pero sufre él y sufrimos nosotros. Y este vídeo es en la última fase, cuando ya ha podido dejar de gritar y contarlo más calmado.

Los niños con autismo tienen crisis parecidas por mil motivos, aunque todos en el fondo se parecen cuando entre las mamis en las redes sociales los podemos compartir: sbirse en el mismo asiento del autobús, poner los zapatos en el mismo lugar, tener un juguete favorito y que por favor no se pierda, no tener las manos mínimamente sucias, si salimos de casa tiene que llegar él abajo el primero (y si no hay que volver a subir), si entramos al ascensor tiene que ser en el de la derecha o la izquierda (el que él tenga en su mente), si salimos del ascensor él tiene que ser el último que cierre la puerta y ningún vecino la puede tocar... como bien dice una mami, es como si su cerebro les programara una orden que deben cumplir a toda cosa. 

No es fácil tomar la decisión de compartir este y otros vídeos de Mario. Pero creo que puede ayudar y mucho a miles de familias. Por eso lo hago.

Cara y cruz del autismo

 https://youtu.be/mNI5Cd8Gcus